El dólar retrocedió en los últimos días un 6,43% y el precio del barril de crudo un 10% sin embargo las petroleras subirán el precio al consumidor.

En teoría desde principios del 2018 el precio de las naftas se establecía incluyendo en la ecuación el valor del dólar y del barril de petróleo, medida que defendió el entonces ministro José Aranguren aludiendo a que los automovilistas pagarían un precio menor en caso de que esas variables se redujeran en el mercado local e internacional.

Durante septiembre, con un dólar cerca de los $ 40 y el barril en torno a los u$s 70, el precio de las naftas subo por arriba del 10%. Aquel aumento significó un incremento anual del 62% para las súper y 66% para las premium.

Pese que la cotización del dólar se retrajo un 6,43% hasta ayer ($ 36,68), y el petróleo un 10% (u$s 63,69); se espera que este fin de semana los combustibles aumenten entre un 7 y un 8,5%.

Axion fue la primera en remarcar, un 5% la nafta súper, 7% el diésel, 3,6% para la nafta premium y 4,1% el diésel premium. En las próximas horas lo harán otras como YPF, que tiene el 55% del share de mercado, y Shell.