A nivel general, desde diciembre del 2017, el aumento en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó un 32,4%. En la medición de Alimentos y bebidas no alcohólicas las regiones del NEA y NOA fueron las que sufrieron un mayor incremento de precios.

Desde abril del 2016 que los precios no evidenciaban una variación mensual tan marcada como la de septiembre, en aquel momento la medición no era realizada por el INDEC por la declararon de "emergencia estadística" que regía desde la asunción de Macri.
La nueva medición de precios oficial comenzó en mayo de ese año, cuando se pudo reorganizar el organismo, que venía siendo objeto de denuncias por manipulación de las estadísticas. Números superiores al 40% en inflaciones anuales pueden encontrarse en 1992 cuando marcó 40.9% y en 2002 tras la devaluación cuando registró 41%.
En el noveno mes del año, el rubro alimentos y bebidas experimentó una suba del 7%, acumulando en el año un incremento del 35,8%, pero la suba más fuerte fue en el rubro transporte, con 10,4%, seguido de prendas de vestir y calzado, 9,8%, y equipamiento y mantenimiento del hogar, 9,7%.

Región Norte

Los datos del INDEC reflejan que toda la región norte del país es donde más se sintió el aumento en rubros esenciales:
- Alimentos y bebidas no alcohólicas 41,8%
- Vivienda, agua, electricidad, gas y otros (combustible) 61,4%
- Transporte 55,1%

El gobierno aspira a cerrar el año con la inflación por debajo del 45% sin embargo algunas consultoras privadas son menos optimistas y especulan que la inflación total de 2018 cerrará cerca del 48%